PROBLEMAS DIGESTIVOS MÁS COMUNES


La pirosis o acidez estomacal es uno de los problemas gástricos más comunes que suelen presentarse, produciendo en quienes la padecen una sensación de ardor en el pecho, náuseas, entre otros síntomas bastante molestos. Sin embargo, la acidez estomacal es más delicada de lo que puede llegar a pensarse, pues detrás de su ocurrencia puede haber un problema mucho mayor, capaz de comprometer gravemente nuestra salud.

Es por ello que, a continuación, hablaremos acerca de algunos problemas digestivos que involucran a la pirosis o acidez estomacal, y a los que debemos prestarles mucha atención para asegurar que no afecten nuestro bienestar.

¿Qué problemas digestivos puede causar la pirosis?

Como bien mencionábamos, la pirosis o acidez estomacal es capaz de conducir a ciertos problemas digestivos que tienden a volverse cada vez más graves a medida que pasa el tiempo y no se proporciona el debido tratamiento.

Cuando el ácido del estómago regresa hacia el esófago, ocasiona cierto dolor o molestia, comúnmente denominada acidez o reflujo. Esta sensación tiende a desaparecer una vez transcurrido cierto tiempo, pero el ácido que regresa puede estar provocando algún daño mucho mayor en el revestimiento esofágico.

El problema se presenta cuando la pirosis se manifiesta de manera frecuente, acabando con las células que conforman el recubrimiento de las paredes del esófago y obligando al organismo a producir un cambio anormal, que consiste en reemplazar dichas células por otras más resistentes al ácido, dando como resultado el problema digestivo denominado esófago de Barrett.

Además de esta afección, el reflujo o pirosis no tratado a tiempo puede conllevar a una gastritis, úlceras y otras consecuencias mucho más serias.

problemas digestivos esófago de Barrett

¿Cómo podemos evitar los problemas digestivos desencadenados por la pirosis?

A los fines de evitar el desarrollo de las distintas patologías que pueden desencadenarse como consecuencia de la pirosis o acidez estomacal, resulta pertinente consultar con un médico o especialista, en caso de presentar reflujo gástrico con suma frecuencia.

A partir del diagnóstico y la evaluación pertinentes, podrá determinarse el tratamiento más adecuado que ayude a controlar los síntomas de la pirosis y a evitar que ésta acabe por transformarse en problemas digestivos de índole mayor.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…