DISPEPSIA, SÍNTOMAS Y CAUSAS


La dispepsia, también conocida como indigestión, es el término médico con el cual se hace referencia a la sensación de dolor o molestia que se produce en la zona superior del abdomen.

La dispepsia se entiende también por un conjunto de síntomas que se producen a nivel del tracto gastrointestinal superior, sin la presencia de una causa estructural o trastorno metabólico.

En quienes padecen indigestión, el estómago no se relaja al recibir los alimentos, de modo que se observan cambios que afectan las contracciones y el vaciado gástrico.

En ocasiones, la dispepsia puede implicar hipersensibilidad visceral, mejor entendida como una mayor percepción de la actividad gástrica.

Síntomas de la dispepsia

El síntoma principal de la indigestión corresponde al malestar que se origina en la parte alta del abdomen, el cual tiene lugar durante o después de haber ingerido alimentos.

Dicho dolor se siente como un ardor o sensación de calor en el área abdominal, especialmente entre el ombligo y la parte inferior del esternón, y además involucra una molesta inflamación durante la comida o después de ella.

La sensación de ardor en la zona del estómago puede crear confusión al momento de identificar este padecimiento, ya que estas molestias se producen de forma similar en enfermedades como la pirosis y la gastritis.

Como síntomas adicionales de la dispepsia, tenemos la distensión abdominal y las náuseas, aunque estos suelen presentarse con menos frecuencia.Causas de la dispepsia

Causas de la dispepsia

Realmente, las causas que originan la dispepsia se desconocen en la mayoría de los casos. Sin embargo, muchas veces, los síntomas aparecen después de comidas muy copiosas o de haber sido suministrados ciertos medicamentos que producen daños en la mucosa gástrica, como es el caso de la aspirina y de los antiinflamatorios.

Por otra parte, puede que la dispepsia tenga sus causas en problemas de tipo psicológico, como pueden ser el estrés y la ansiedad, o que sea ocasionado por la presencia de alguna herida o ulceración en la zona del duodeno, provocada, en su mayoría, por la bacteria conocida como Helicobacter pylori.

Igualmente, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas o la ingesta de alimentos ricos en grasas y/o picantes en grandes cantidades, suelen ser otras causas por las que se origina este problema, sin hacer a un lado el tabaquismo y el consumo exagerado de alimentos ricos en fibra o de productos con cafeína.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…